Daños que el sol puede provocar en tu salud visual

No solo la piel puede sufrir daños causados por la exposición al sol, sino también los ojos pueden desarrollar algunas enfermedades graves a corto y largo plazo.  “Pterigión, degeneración macular relacionada a la edad, inflamación de la conjuntiva, retinopatía solar, daño en la córnea, cáncer en la conjuntiva y en el párpado, hasta ceguera causada por cataratas son algunas de las enfermedades que pueden presentar los ojos por exponerlos diariamente al sol, sin una protección ocular adecuada”.

Los efectos causados por los rayos del sol inciden diariamente en los ojos, lo cual genera un daño acumulativo que favorece la aparición de alteraciones visuales ya sea de tipo agudo o crónico.

Las estructuras oculares que están principalmente en riesgo por la exposición a los rayos UV son la piel del párpado, la conjuntiva, la córnea, el cristalino y la retina.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, aproximadamente 18 millones de personas en el mundo han quedado ciegas a causa de las cataratas y un 5% de estas pueden ser causadas por las radiaciones ultravioleta.
La prevención y el uso diario de lentes fotosensibles que bloqueen al 100% los rayos UV, son la mejor manera de prevenir enfermedades visuales causadas por el sol.

De allí la importancia de proteger los ojos del sol desde la niñez con unos lentes de alta calidad, que se adapten automáticamente a los cambios de luz presente en el ambiente, y que además  tengan la propiedad de bloquear al 100% los rayos UV, brindando una alta protección ocular.

La exposición a la radiación UV, además de las enfermedades oculares, también puede afectar la agudeza a través de efectos de difusión de luz en la córnea y el cristalino, produciendo una disminución en la agudeza y sensibilidad de bajo contraste.
Por otro lado, la longevidad junto con las alteraciones en la capa de ozono ha servido para incrementar el riesgo de enfermedad ocular relacionada con radiación UV.

“Las horas en que debemos protegernos más los ojos es entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde ya que es en la que más radiación UV recibimos. Hay que tener en cuenta que las gafas de sol que venden en la calle no cuentan con una verdadera protección contra los rayos ultravioleta y pueden resultar mucho más dañinas para los ojos. Por ello es importante comprar los lentes con protección. Así mismo la consulta oportuna, mínimo 1 vez al año, es clave para una buena salud visual”.